lunes, 19 de octubre de 2009


Es increíble cómo le puedes cambiar
la vida a una persona con una simple palabra.

Decir sí o no, hola o adiós, o simplemente hasta pronto.
Cualquiera de esas opciones te puede cambiar radicalmente...
...de ser medianamente feliz a ser una desdichada, o viceversa.

Piensen bien antes de hablar, en la vida no existe un botón de retroceso.

Y repentinamente todo explota, como una burbuja de jabón.

No hay comentarios: